Almejas a la Marinera

La receta de hoy es todo un clásico en la cocina, Almejas a la Marinera raro es el chiringuito de playa o restaurante de la costa que no la tenga en su carta. Se comen durante todo el año, aunque en mi casa son un clásico en Navidad. Yo las preparo cuando veo unas buenas almejas y se cocinan en un santiamén. Se hacen muy rápido y son muy ligeras. Tienes que tener cuidado con el pan haciendo los 'barquitos', que tanto nos gustan. A algunos les gustan más que las almejas.

Hay diferentes tipos de almejas, yo os recomiendo las almejas japónicas. dependiendo del lugar de origen y la especie. En líneas generales estos mariscos ofrecen, ante todo, proteínas y son muy reducidos en grasas, así como en hidratos de carbono y, por lo tanto, tienen la capacidad de saciar al organismo con pocas calorías.

Ricas en vitamina B12, destacan por su contenido en hierro (aliado en la reducción de la sensación de cansancio), potasiocalcioyodo (necesario para el buen funcionamiento del sistema nervioso) y selenio (antioxidante para retrasar el envejecimiento y mejorar la salud del cabello y las uñas).

Todo son beneficios y además son un manjar que utilizamos con mucha frecuencia en la cocina en múltiples elaboraciones.

Si te ha  gustado esta receta de Almejas a la Marinera  no te pierdas el pisto de calabacín.
Raciones: 4 rendimiento(s)
Tiempo de preparación: 15 mins
Tiempo de cocinado: 15 mins
Tiempo total: 30 mins
Ingredientes
  • 1 kg Almejas
  • 1 Cebolleta
  • 2 Dienetes de Ajo
  • 1 tsp Harina
  • 1 Vaso Vino Blanco
  • 0 Aceite de Oliva Virgen
  • 0 Sal
  • 0 Perejil
  • 0 Pimentón dulce
Instrucciones
  1. Pon las almejas en un cuenco con agua y sal durante mínimo de 2 horas para que suelten la arenilla.
  2. Pica finamente la cebolleta y los ajos y rehógalos en una sartén con un poco de aceite
  3. Agrega la harina y el pimentón, mezcla bien hasta que se disuelva y cocina durante un par de minutos
  4. Añade el vino blanco y dale un hervor.
  5. Incorpora las almejas y cocínalas hasta que se abran.
  6. Espolvorea con perejil picado, apaga, tápalas para que no se enfríen y sirve.