Carrilleras al vino tinto

Marchando una de Carrilleras al vino tinto, oído cocina. Hoy cocinamos un plato riquísimo, fácil y con una textura que a mi me encanta. Se extrae de la cara del animal, ya sea vaca o cerdo es el moflete. Esta pieza de casquería,  hace algunos años tenia poco valor, se ha convertido en una delicatessen la  cocinamos a fuego lento y sin prisas, como hemos hecho con estas carrilleras de cerdo al vino tinto, se convierten en un bocado meloso, jugoso y sabroso.
Raciones: 2 rendimiento(s)
Tiempo de preparación: 15 mins
Tiempo de cocinado: 90 mins
Tiempo total: 105 mins
Ingredientes
  • 6 Carrilleras de cerdo
  • 1 Puerro
  • 2 Zanahoria
  • 1 Cebollas
  • 200 ml Vino tinto
  • 3 Dientes de ajo
  • 0 Sal
  • 0 Pimienta
  • 0 Aceite de oliva
  • 0 Harina (para enharinar las carrilleras)
Instrucciones
  1. Preparamos las carrilleras. Le quitamos la grasa y la telilla que las envuelve. Se lo puedes pedir a tu carnicero si quieres que te ayude. Salpimentamos las carrilleras por ambos lados y las pasamos por harina, sacudiendo entre las manos para retirar el exceso
  2. En una cazuela, ponemos un buen chorrito de aceite de oliva. Y cuando esté caliente ponemos las carrilleras y las sellamos por 1 minuto o minuto y medio por cada lado. No se trata de hacerlas, sólo sellarlas. Las sacamos y reservamos en un plato.
  3. En el mismo aceite agregamos las verduras limpias y troceadas. Le damos unas vueltas y las rehogamos durante unos minutos a fuego medio. Cuando la cebolla y el puerro se vayan poniendo transparentes, añadimos el vino. Subimos el fuego y dejamos que el alcohol evapore durante 3 ó 4 minutos
  4. Agregamos en la olla las carrilleras de nuevo para que se vayan impregnando con la salsa Cuando esté hirviendo lo cubrimos todo con agua. Como unos 800 ml. más o menos o hasta que veas que la carne queda cubierta. Echamos pimienta y un poco de sal.
  5. Dejamos cocer las carrilleras
  6. Lo tapamos y lo dejamos a fuego medio cocinando durante una hora y cuarto hasta comprobar que las carrilleras están tiernas y el caldo haya reducido bastante. Una vez pasado ese tiempo y veamos que la carne está tierna, cuando aún queda un poco de caldo, la sacamos de la olla, le quitamos y batimos la salsa. Finalmente ponemos de nuevo la salsa ya batida en la olla y agregamos de nuevo las carrilleras. Y lo dejaremos unos minutos más y listo.