Helado de Yogur sin heladera

Si hay un helado casero fácil de hacer éste es el helado de yogur, y sin heladera. Con tan sólo tres ingredientes, tenemos un fantástico helado tradicional delicioso. Además, es muy versátil porque admite muchas variantes. Con esta receta nos sale un litro de helado aproximadamente . Podemos acompañarlo de fruta fresca, hacerlo de sabores agregando purés de frutas o mermeladas, o simplemente unas semillas de vainilla harán de este sencillo helado un rico postre. En esta ocasión utilicé yogur griego por la cremosidad extra que aporta, pero si usamos un yogur más ligero restaremos algunas calorías. Las posibilidades del yogur helado son infinitas y sin duda nos ofrecen una de las mejores opciones, ya que simplemente tenemos que mezclar yogur natural con cualquier tipo de fruta y algo de azúcar. A mi este helado de yogur me recuerda a esas tarde de verano en la casa del pueblo, dono de mi madre nos ponía una piscina hinchable y siempre después de merendar nos daba un helado de yogur, madre mía que felicidad. Cuando veas lo fácil que es de hacer no volverás a comprar más helado. Si te ha gustado esta receta no te pierdas este Mousse de Nutella .
Raciones: 1 rendimiento(s)
Tiempo de preparación: 15 mins
Tiempo de cocinado: 480 mins
Tiempo total: 495 mins
Ingredientes
  • 400 ml Nata para montar
  • 3 tbsp Azúcar (poner mas si sois golosos)
  • 4 Yogures Griegos azucarados
Instrucciones
  1. Poner la nata en el bol que vamos a utilizar para montarla, y la metemos unos minutos en el congelador. Esto hará que al estar bien fría la nata monte mejor.
  2. Con la nata fría, echamos el azúcar comenzamos a montarla. Veremos que poco a poco la nata va espesando. Continuamos batiendo hasta que se formen picos y surcos bien firmes.
  3. Incorporamos los yogures griegos y mezclamos con movimientos envolventes.
  4. Ponemos la mezcla en un táper con tapadera en el congelador durante un mínimo de 6 horas, Si lo vas a presentar en una bandeja, forra el táper con film y así te será sencillo desmoldarlo
  5. Antes de servirlo déjalo fuera del congelador unos minutos. Lo hemos adornado con una hoja de menta