Pechugas rellenas de jamón y queso

Las pechugas rellenas de jamón y queso es una de esas recetas que me transportan a mi infancia y ahora entiendo el porqué. Mi madre las preparaba para cenar y para mis hermanos y para mi esa noche era fiesta, nos encantaban, bueno… aun me siguen gustando muchísimo.

Tienen las tres B (Buenísimas, Baratas y Bonitas) con pocos ingredientes bastante económicos tendrás un plato ideal que te servirá para cualquier ocasión.

Hoy en la receta paso a paso vamos a rellenar las pechugas de jamón York y queso (tranchetes), pero no dejéis de hacerlas rellenas de Jamón serrano y queso roquefort, es una auténtica delicia.

Se hacen rapidísimo y os sirven para llevarlas si vais a comer a la playa o a la montaña, no quedan secas porque el queso fundido le da cremosidad.

Ahí va otra idea, si una vez echas las cortáis en cuadraditos de bocado, tendréis unos canapés calientes deliciosos para cualquier ocasión.

Además, no te pierdas los Conchi Consejos para que el empanado te quede super crujiente. Solo os queda seguir la receta paso a paso y disfrutarla.

Si os a gustado esta receta no os perdáis esta Crema de Calabaza y zanahoria.

Conchi Consejos

  • Para que te quede super crujiente. Cuando hayas rellenado todas las pechugas, las metes en la nevera unos 15 minutos para que el empanado se asiente bien.

Gacheto Conchis

Raciones: 2 rendimiento(s)
Ingredientes
  • 6 Filetes de pechuga de pollo
  • 3 Lonchas de jamón york
  • 3 Sabanitas de queso
  • 0 Sal
  • Para Rebozar
  • 0 Pan rallado
  • 2 Huevos
  • 0 Aceite para freir
Instrucciones
  1. Filetea las pechugas de pollo. Corta filetes lo más finos que puedas ayudándote de un cuchillo bien afilado. Puedes pedirle al carnicero que te lo haga. Escoger dos filetes más o menos del mismo tamaño.
  2. Pones una loncha de Jamón York, casándola bien a la forma del filete de la pechuga para que no se salga a la hora de empanarlo encima le pones el queso y terminas con otra loncha de jamón york. Tapas con el otro filete.
  3. Sazona la pechugas rellenas con sal al gusto. Pasa cada pechuga rellena por huevo batido y pan rallado. y de nuevo, por pan rallado. Insiste bien con el pan rallado en los bordes para que no se te abran al freír. Conchi Consejo: Para que te quede super crujiente. Cuando hayas rellenado todas las pechugas, las metes en la nevera unos 15 minutos para que el empanado se asiente bien.
  4. Fríe las pechugas. Coloca en una sartén al fuego un buen chorro de aceite el a que utilices para freír. Fríelas con el fuego moderado para que no se queme el pan rallado.
  5. Retíralas a un plato con papel absorbente cuando estén doradas por las dos caras