Salsa Bechamel

Salsa Bechamel
Rendimientos: 6 Raciones Dificultad: Media

La salsa bechamel es uno de los básicos de nuestra cocina, tener una receta fácil, rápida y que siempre queda perfecta (sin grumos) como la que vamos a cocinar hoy, os abrirá un mundo nuevo en vuestros fogones.

Es una de las más deliciosas salsas que podemos utilizar ahiiiii que sería de nosotros sin unas croquetas, unos canelones, lasaña o una coliflor gratinada, yo no me lo puedo ni imaginar.

Hoy voy a enseñarte a hacer salsa bechamel con la receta definitiva para que siempre te quede perfecta, sedosa y por supuesto sin un solo grumo.

Es mucho más sencillo de lo que parece, y siguiendo mis Conchi Consejos, siempre te va a salir estupenda. Tanto si quieres una bechamel fina, para unos canelones, como si la prefieres espesa para hacer croquetas aquí tienes las claves para una bechamel perfecta.

Poco mas me queda por decirte de la Salsa Bechamel, asi que… manos a la Salsa

Solo os queda seguir la receta paso a paso y disfrutarla.

Si os a gustado esta receta no os perdáis  estas Patatas a la Riojana

Conchi Consejos

  • La Leche tiene que estar caliente a la hora de juntarla con la harina
  • Si la quieres mas ligera  añade un poco de leche, remueve y sigue añadiendo hasta dar con la textura que buscas.
  • Si la quieres densa sigue cocinándola, alcanzará la densidad que prefieras.

  • Aunque queramos una bechamel más fina o más espesa, mantenemos siempre la  proporción de harina y mantequilla indicada en la receta, yo con lo que juego es con la cantidad de leche y con el tiempo de cocción / evaporación.

  • Si en la bechamel salen grumos, esto suele suceder al principio del proceso y si con las varillas no los consigues disolver en la leche, puedes recurrir a la batidora y después retornar la salsa ya triturada a la sartén

Gacheto Conchis

Ingredientes

0/5 Ingredientes
Ajustar las raciones

Instrucciones

0/7 Instrucciones
  • Pon un cazo a fuego suave y echa la mantequilla. Espera a que la mantequilla se derrita y se quede líquida
  • En cuanto se funde, agregamos la misma cantidad de harina y removemos formando una pasta. Conchi Consejo: Si vamos a querer una bechamel más fina o más espesa, mantenemos esta proporción de harina y mantequilla, yo con lo que juego es con la cantidad de leche y con el tiempo de cocción / evaporación.
  • Cocina durante 2-3 minutos sin parar de remover con la cuchara o las varillas para que la harina pierda su sabor crudo y aporte el mejor sabor posible a la bechamel.
  • Ten la leche muy caliente en un cazo y vas agregando cacito a cacito, sin añadir más leche hasta que la anterior ha sido absorbida por la masa. Siempre removiendo sin parar, haciendo movimientos circulares o dibujando ochos en la sartén, para que la salsa bechamel siempre esté en movimiento.
  • Dependiendo de la temperatura del fuego puede tardar unos 10 minutos en espesarse, a veces más y a veces menos. .
  • Cuando hayas agregado toda la leche, es el momento de probar y añadir sal y el clásico toque de nuez moscada, tan característico de la bechamel.
  • Cuando la salsa esté cremosa y con la textura que estés buscando, apártala del fuego. Eso si, ten en cuenta que al enfriarse sigue espesándose un poco más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *